El cardiólogo  Sergio Urioste, se refirió a la situación económica que padece el sector de salud del hospital de Niños. “El Gobierno quiere que salgamos a la calle, que tiremos bombas, que los amenacemos de otra forma, es muy miserable los incrementos que ofrecieron, estamos ganando menos que una ama de casa, las guardias son muy bajas y este conflicto es en toda la provincia”, lanzó el profesional.

Asimismo, indicó que fueron el sector más perjudicado con el aumento, porque no se ve reflejado en todo el personal que atiende en el Hospital. En estos momentos, solo se están atendiendo guardias mínimas. “La hora de guardia es de 1800 pesos, es una burla lo que hicieron, por eso en el interior, tenemos colegas que están presentado la renuncia”, lanzó Urioste. Al mismo tiempo, señaló que esperan ser recibidos por la ministra de Trabajo y el ministro de Salud para dar a conocer la situación de todo el sector de salud pública provincial".  

 

Send