logo crececatamarca


BANNER CABECERA

 
 

BANNER PEUGEOT 2020


A 75 años de Duravit, los autitos irrompibles argentinos por los que muchos coleccionistas pagan fortunas

AUTITOS DURAVIT¿Qué camino conduce desde la fabricación de bombachas de goma para los antiguos pañales de tela de los bebés hasta juguetes que prometen durar toda la vida? Una marca, Duravit. O, mejor dicho, el ingenio de su fundador, Ricardo Macchiavello.


Hace exactamente 75 años, este militar retirado tuvo que reinventarse -un término que tuvo su revival en pandemia-.

Había sufrido un accidente en la Cordillera que lo dejó fuera del regimiento de ingenieros y empezó a pensar qué podría fabricar para volver a mover la rueda de la economía familiar.

Experimentó con distintos artículos de goma, primero bolsas de agua caliente, de esas que se ponían a los pies de la cama en invierno, y después las famosas bombachas impermeables para bebés. Entonces, en un salto que ni sus hijos todavía comprenden muy bien, un día se propuso fabricar juguetes. El nombre oficial de la compañía es y sigue siendo Caupur (por caucho puro), pero su carta de presentación es Duravit.
El gancho de Duravit siempre fue la resistencia de sus productos.

El gancho de Duravit siempre fue la resistencia de sus productos.Desde el comienzo estuvo presente el mantra que duraría hasta hoy como mucho más que un gancho marketinero: la durabilidad. Quienes tuvieron esos camiones, tractores y autos allá por los años 60 recuerdan que hasta usaban las camionetas de juguete como patinetas, sin que se partieran. Otros se animaban a arrojarlos desde la terraza a la vereda e incluso hay quienes rememoran todavía la publicidad de un nene martillando uno de los camioncitos para demostrar que era irrompible.

En el libro Diccionario de Juguetes Argentinos, de Daniela Pellegrinelli, incluso recuerdan un desafío que había en el programa de Canal 9 "El Show de Anteojito y Antifaz" llamado Choque Rebote y Gran Chocada Duravit, donde los chicos iban a probar la resistencia de sus juguetes.

Tal fue el impacto de la marca en Argentina que hoy se convirtieron en un producto vintage que cotiza, y muy bien, en el nicho del coleccionismo de juguetes. Directo de épocas en las que el concepto del merchandising no existía y Duravit era la manera de que los chicos de los años 60 o 70 pudieran jugar con los mismos autos que veían por la calle o en las carreras que transmitía la TV con Fangio como ídolo máximo.

"Mi padre sabía que en California se hacían juguetes de goma, pero nunca había viajado. Era un tipo muy pensante, muy industrial. Empezó a investigar fórmulas y llegó a la que aplicó en los juguetes", cuenta Alejandro, uno de los seis hijos del fundador y hoy al frente de esa fábrica de 12.000 metros cuadrados en Valentín Alsina, que sigue produciendo sin parar.

La ubicación de la planta fue variando en función del crecimiento de la empresa, pero siempre estuvo en el radio del conurbano. Hubo un primer predio en Wilde, después otro en Lanús que rápidamente quedó chico y trasladaron a Garín, frente a la Ford. Luego vuelta a la Lanús, en Sarmiento 369, con planta complementaria en Avellaneda y, finalmente, la ubicación actual en Avenida Remedios de Escalada de San Martín 2870.

Por tratarse de una empresa familiar y nacional, su crecimiento a lo largo de más de 70 años está lejos de ser lineal. La crisis que peor les pegó fue a comienzos de los 80 con "la tablita" de Martínez de Hoz y sus devaluaciones periódicas acompañadas de inflación. "Casi perdemos todo. Ahí entramos a trabajar tres de los hijos y fue una etapa dura. Achicamos la fábrica, éramos 8 o 10 personas y para pagar una quincena vendimos todos los moldes", relata Macchiavello sobre ese momento que significaría, además, la pérdida de lo que hoy podrían considerarse objetos de gran valor histórico y la posibilidad de reproducir los juguetes de la primera época de Duravit.

Pero no se deja vencer por la nostalgia: "Gracias a sacrificar nuestra historia tuvimos futuro, si tuviera que volver a hacerlo, lo haría. Así es que pudimos volver a ser lo que siempre fuimos", afirma Alejandro. Lo cierto es que, 75 años después y con materiales aggiornados a la época actual y diseños más modernos, Duravit sigue siendo una marca de referencia en las góndolas de las jugueterías.
El museo puede visitarse los sábados de 14 a 18 en Picheuta 1685, Parque Chacabuco.

El museo puede visitarse los sábados de 14 a 18 en Picheuta 1685, Parque Chacabuco.¿Hay una fórmula secreta para hacer irrompibles esos camiones que, décadas y décadas después a lo sumo necesitan una manito nueva de pintura? Macchiavello desmitifica, y cuenta detalles sobre el material todoterreno que es sello de Duravit.

"Era un tipo de goma dura, un caucho sintético que se obtiene de al savia de un árbol de Singapur o de Manaos, Brasil. Después se empezaron a hacer sintéticos de caucho. El látex todavía proviene del árbol, del "sangrado" que se genera y que después da el caucho. Más tarde se empezaron a usar derivados del petróleo, generando un tipo de goma diferente a la elástica", explica.

En el Diccionario de Juguetes Argentinos suman más ingredientes a la receta: "Se basaba en asignarle a la mezcla un alto porcentaje de azufre y someterla a un proceso de vulcanización lenta. Lugo de unas ocho horas se conseguía un material resistente, casi una ebonita".
Alejandro Macchiavello y una prueba que era habitual entre los chicos de hace 50 años: usar un Duravit como patineta.

Alejandro Macchiavello y una prueba que era habitual entre los chicos de hace 50 años: usar un Duravit como patineta.

Alejandro Macchiavello y una prueba que era habitual entre los chicos de hace 50 años: usar un Duravit como patineta.Los juguetes actuales utilizan materiales más accesibles ya que, otro aspecto distintivo de estos productos, es su bajo costo de venta en comparación con competidores de la redituable industria del juguete. Si el proceso de producción siguiera la lógica antigua, el valor se dispararía.

Ya sólo con los autitos que sobreviven de esa primera época podemos darnos una idea de valores de piezas históricas. Sólo mirando Mercado Libre se encuentra una camioneta F-100 Twin Beam arriba de $26.000, un Torino Liebre de 1970 a $35.500, una cupé de turismo carretera restaurada de los 60 a $48.300.

Es verdad que los coleccionistas más metidos en tema suelen tejer redes por fuera de los sitios más conocidos de compraventa, en grupos de Facebook especializados o en la presencialidad, truncada por la pandemia, de las ferias de usados y los mercados de pulgas.

Aunque no existe un museo oficial de Duravit, los fanáticos han creado circuitos propios con muchísimas piezas increíbles. Es el caso del Museo Super Batuque de juguetes antiguos, donde tienen una sección especialmente dedicada a la marca con muchos de los autos más difíciles. Demian Ventura es coleccionista y dueño del espacio, que inauguró hace dos años con el único interés de compartir su fabulosa colección con quien quiera visitarla.
El más difícil: Heinkel verde. En el museo está uno de los pocos que sobreviven.

El más difícil: Heinkel verde. En el museo está uno de los pocos que sobreviven."Tenemos el más difícil de todos, el Heinkel verde, una pieza que capaz tienen uno o dos más en todo el país. Son de las primeras series y tienen un caucho que en ese momento era resistente pero más finito y con el tiempo se partía porque se iba resecando", cuenta Demian y comparte una imagen del autito casi inmaculado.

Y hay más: "Otro muy codiciado es la Flecha de Plata de Fangio que Duravit reprodujo. Es no tan común de ver quizás por las dimensiones, medía 45 centímetros, eran más caros y se debían producir en menor cantidad, quedaron menos. Otro que genera nostalgia sobre todo en personas de 50 años es el Trueno Naranja de Chevrolet", agrega. Estos y muchos más autos pueden verse a partir del sábado en la reapertura del museo, de 14 a 18 en Picheuta 1685, CABA, con entrada gratuita.

Demian comparte además un truquito para diferenciar a qué serie pertenece cada auto: la clave está en el material de las ruedas. "La primera serie venía con taza de chapa, la segunda con taza de plástico y ya en la tercera serie la rueda es toda de plástico, tanto la goma como la taza".

Los 75 años que está cumpliendo la empresa son también un camino por prácticamente todas las crisis del país. Duravit surfeó la hiperinflación, el Plan Austral, la convertibilidad, las importaciones desatadas, la recesión, corralito, la crisis de 2001... ahora la pandemia mundial. Aún en los momentos más complejos, la empresa siempre tuvo mucha demanda: en 2002 se comercializaron 1.300.000 unidades.

Otra pieza curiosa de la colección Duravit, la camioneta Justicialista.

Otra pieza curiosa de la colección Duravit, la camioneta Justicialista."Así como ocurrió en la pandemia de Gripe A de 2009, el encierro reactivó el consumo de juguetes porque los chicos están más tiempo en casa. Pero esta vez al comienzo no la pudimos aprovechar porque no éramos esenciales, estuvimos dos meses cerrados y la industria del juguete quedó desabastecida para el mercado interno, fue suplantada por juguetes chinos que entraban por aduana", se lamenta Macchiavello.

Finalmente, las industrias fueron habilitadas y la planta volvió a funcionar a toda máquina. Hoy Duravit se maneja en tres vías paralelas en lo que respecta a juguetes para chicos y que habla de esa conjunción entre lo clásico y lo nuevo, lo que demandan las infancias de ahora: producen juguetes de plástico, rompecabezas y masas didácticas.

La marca sigue presente en las jugueterías y, aunque los materiales cambiaron y los diseños se modernizaron, los Macchiavello mantienen la idea de durabilidad como objetivo principal. Para que, dentro de 50 años, los chicos de hoy aún conserven ese juguete que les compraron en aquella pandemia de 2020.

JT




 

adhemar gif

napoles pizzas artesanales

SENADO



IMG 20201230 WA0015

Colegio de Abogados Catamarca (@coleg_abog_cat) | Twitter

jose navarro banner

 

bikinis roma paz
banner quiniela


ottica piedrasanta

3771e8a55504de294f83dd1d3aeed72a


BANNER PUBLICIDAD HENRY FORD

1a3d907d8c5e731960147dbc85330114

554fa9ef85a4d159267512e507290ada


banner top horizontal2

 

banner top horizontal2


Paseo general Navarro
Unca
Antigua postal de la ciudad
Rivadavia año 1940




 



Sc. Consultora
www.crececatamarca.com.ar
ico redes sociales2

 

Diario Digital. Información, videos y fotos sobre los principales
acontecimientos y negocio de Catamarca - Argentina y el mundo

Contacto: crececatamarca@gmail.com